La alegría de ser maestras…

Hace 34 años tomé una de las decisiones más importantes de mi vida, cuando en una cena familiar les comuniqué a mis padres que quería ser Maestra. Nunca olvidaré sus rostros, no conocían la magnitud de esta carrera profesional y quizás tenían otros planes para mí, pero mis argumentos fueron más valiosos, rápidamente el apoyo de mis padres fue total. Hoy, cada vez que tengo la dicha de ver sus caras, solo observo alegría y satisfacción, al darse cuenta que la profesión escogida, unida a la vocación, fue el proyecto más importante que he podido tener para mi vida personal, familiar y profesional.

En este mes de Mayo, donde celebramos  el día del maestro, quiero de corazón decirle a todo mi equipo de trabajo, GRACIAS…. por haber escogido la carrera más hermosa y significativa, educar es guiar y acompañar un camino en el cual aprendemos juntos.  

Queridas maestras de Atavanza, gracias por ser las mejores, formando y educando para la vida, gracias por encontrar ese sentido humano en su quehacer diario,  por soñar con un futuro mejor viviendo con responsabilidad y compromiso el presente que tienen en sus manos, les puedo asegurar que están ayudando a transformar la sociedad, en Atavanza todo es un momento formativo, donde estoy segura que ustedes con su conocimiento, amor y dedicación, hacen de cada instante algo especial para los niños.

A todos los niños de Atavanza gracias por ser la razón de ser de nuestras maestras, ustedes nos permiten servir con amor.

Feliz día del maestro, Dios bendiga su labor, reciban mi gratitud, admiración y cariño.

 

María Nelly López.